Ceremonia de la Renovación de las Promesas del Bautismo – 4º de Primaria

El pasado sábado, 1 de febrero, los niños y niñas de 4º de Primaria de la sede Fuensanta participaron en la ceremonia de la Renovación de las Promesas del Bautismo. Después de casi dos años de formación cristiana de la mano de sus profesores y catequistas, han querido seguir el camino de Jesucristo y ser cristianos auténticos y comprometidos. Con este afán, renovaron y prometieron cumplir las promesas que, en su nombre, hicieron sus padres y padrinos el día de su bautismo.

El acto fue emotivo y estuvo repleto de signos y símbolos que habían preparado con esmero con antelación. Tras escuchar la Palabra de Dios y después de la bendición del agua, todos los niños y niñas mostraron ante la asamblea de forma individual su disponibilidad a la voluntad de Dios, recibieron la luz del cirio pascual exclamando: “Aquí estoy, Señor” (como en su día lo hiciera el profeta Samuel ante la llamada del Señor), y recordaron el gesto de su bautismo, introduciendo su mano derecha en la pila bautismal y diciendo “Jesús, quiero ser tu amigo”. El acto concluyó orando por las necesidades del mundo y el rezo del Padre Nuestro.

WhatsApp Image 2020-02-01 at 17.22.48La ceremonia de la Renovación de las Promesas del Bautismo ha sido un primer paso al que seguirán otros, como la ceremonia de la penitencia o reconciliación y, finalmente, la Primera Comunión, que los niños y niñas realizarán entre finales de abril y comienzos de mayo.

En el pabellón deportivo del colegio, especialmente engalanado para la ocasión y bajo la presidencia de la Buena Madre y de San Marcelino Champagnat, los niños y niñas estuvieron acompañados de sus padres, hermanos, abuelos, padrinos y demás familiares, además de por el capellán del colegio, sus catequistas y profesores.

Después de la ceremonia, los asistentes, casi 700 entre niños y familiares, disfrutaron en el patio de un reconfortante chocolate caliente acompañado de monas, todo ello ofrecido por el colegio y servido por profesores y catequistas. En un ambiente de alegría, gratitud y camaradería, merendaron y jugaron junto a sus familiares hasta entrada la noche.

Compartir