EN VELA DE AMOR

VIENE tan callando
el Verbo de Dios
que sólo lo advierte
quien vela de amor.Herodes no sabe
de tan gran suceso
pues su pecho es nido
de ambición y miedo.Lo saben los Magos
que vienen de Oriente
con el alma herida
y ricos presentes.

Letrados y Escribas
sabios de Judea
tampoco supieron
que Dios Niño era.

Lo saben pastores
que en la noche aguardan
un día sin ocaso
de amor y de gracia.Lo sabe José
mirando a María
gozosa del parto
en pajas tendida.Y también lo sabe
cual nadie en la tierra,
temblando de espanto,
la de Gracia Llena.

Tan callando viene
el Verbo de Dios
que a escucharlo acierta
quien vela de amor.
Antonio López Baeza

Compartir