Dar un giro muy importante a nuestras vidas

El mensaje de este año del hermano Superior general, Emili Turú, con ocasión de la fiesta de san Marcelino Champagnat, el día 6 de junio, se enmarca en el contexto de la celebración del bicentenario del Instituto y del XXII Capítulo general.

“Les invito a que este 6 de junio, unidos a los maristas de todo el mundo, lo vivamos con el mismo espíritu con el que celebramos el pasado 2 de enero: dando gracias al Señor por el don del carisma de Champagnat a la Iglesia y al mundo; pidiendo perdón por nuestras infidelidades al Espíritu de Dios; y renovando nuestro compromiso con la vida y misión maristas”.

El eslogan del Capítulo: ‘Un nuevo La Valla’ nos invita a regresar a La Valla, la casa de nuestros orígenes, nuestra ‘casa de la luz’, para reencontrar lo esencial de nuestro carisma, y darnos la oportunidad de “un nuevo comienzo” aquí y ahora”.

El hermano Emili recuerda las palabras del hermano Basilio Rueda que durante el Capítulo general de 1993 subrayaba “la necesidad de dar un giro muy importante a nuestras vidas, a nuestras comunidades, a nuestras obras”.

Concluye invitando a los maristas de Champagnat a abrirse a la acción del Espíritu:

“¡Ojalá que, colectivamente, tengamos la audacia, como María, de dejarnos llevar por la emergente novedad del Espíritu, sin dejarnos atrapar por lo que hemos realizado hasta ahora o por la simple gestión de lo existente!”

El texto íntegro puede descargarse aqui

Compartir