SE HACE CAMINO AL ANDAR….

Nos surgió la oportunidad de vivir la peregrinación a Caravaca en tres etapas, desde el viernes 29 al domingo 1 de octubre,  junto con nuestras familias y todos los grupos de Pastoral (GIX, GVX, Scouters)…en definitiva toda la comunidad Marista de Murcia y una experiencia que definiríamos como renovadora.

La verdad es que la pereza (mala compañera), a  la que a veces damos prioridad, hizo que en un principio descartáramos esta opción, pero pensamos que compartir el camino como Familia Marista y convivir con nuestros hijos, otras familias y el resto de miembros de Pastoral, podría ser una experiencia única, y así vivir el lema de este año “Muévete” haciéndonos salir de nuestra zona de confort y poniéndolo en práctica. Y allí que fuimos, desempolvamos las mochilas y sacos, años guardados, y con enorme ilusión comenzamos a caminar, no sólo físicamente, sino interiormente….

El viernes salimos desde El Niño de Mula hasta Bullas. La mayoría de nosotros nos encontramos en esta etapa con la realidad: horas de sol, el peso de una mochila y el dolor en los pies. Pero todo ello se superaba con la ilusión del primer día por la nueva experiencia, las ganas de conseguir nuestro objetivo, de llegar a la meta común. También gracias a las risas de los compañeros, las conversaciones por el camino y la nueva gente que conocimos, con la que ya de por sí tienes algo especial porque sabes que todos somos Maristas.

El sábado fue también una etapa dura, de Bullas a Cehegín, después de poco dormir, pero, como digo, poco importa esto cuando al llegar al destino te esperaba una rica cena, una buena ducha y una velada o una oración en compañía. Estas fueron las mejores partes, todos participábamos: niños, animadores y… ¡los padres y familiares! Fue muy divertido ver a todos participando en los diferentes juegos y danzas, nos convertíamos en niños en ese momento.

Con respecto a los momentos de formación que tuvimos el sábado por la tarde, fue la parte más enriquecedora ya que trabajamos en grupos mezclados y eso favoreció que nos pudiésemos conocer más y mejor, comprendimos el carisma Marista que tenemos que llevarlo dentro de nuestra enseñanza y por supuesto nos llevamos grandes recuerdos y amistades.

Terminamos el día con una oración, un momento que se convirtió en un encuentro mágico, en una pequeña capilla de la casa parroquial, reunidos en torno al lema “Muévete” que se podía leer en espiral y donde hubo un rato de recogimiento y de motivación a movernos.

Hemos conocido a los diferentes grupos que, como voluntarios, dedican su tiempo libre a educar en la Fe a nuestros hijos desde distintos ámbitos (catequesis, grupos Marcha y de Amistad, scouts) y ha sido muy bonito verlo. En esa vía verde nos juntamos 3 generaciones a las que nos unía algo en común, ser Familia Marista, ser voluntarios de Pastoral y, como cristianos, ayudar a cumplir el sueño de Marcelino Champagnat de que nuestros hijos sean Buenos Cristianos y Honrados Ciudadanos.

Y luego vino el colofón a esta gran experiencia, unirnos al resto de familias del colegio que iniciaban la parte final del camino en Cehegín, con tanta alegría y alboroto como nosotros lo hicimos el viernes. Llegar al Santuario y celebrar una eucaristía tan multitudinaria, haciéndonos conscientes del valor de la cruz en nuestras vidas y sin duda un regalo para finalizar esta aventura que nos ha tocado un poco más el corazón y nos ha hecho estrechar los lazos con esta gran Familia Marista…y olvidarnos del dolor de hombros y espalda.

Han sido 2 días y medio de compartir dolor de espalda, ilusión, suelo duro, muchas risas, momentos de oración y formación pastoral, generosidad y un montón de sentimientos y amistad que amortiguaron los kilómetros de agujetas y dolor de pies y hombros. En definitiva, sensaciones de alegría, satisfacción, orgullosos los unos de los otros, de cansancio también, pero, sobre todo, sensación de unidad por la fe cristiana y los valores de Champagnat.

De este encuentro, concluimos que es el punto de partida para empezar a “MOVERSE” como grupos y aportar nuestro granito de arena para conseguir todo lo que nos propongamos.

Aquí puedes ver más fotos.

¡¡¡¡Esto  es el principio de muchas más convivencias juntos!!!!

MUCHAS GRACIAS.

Grupos de Iniciación Cristiana, Grupos de Vida Cristiana y Grupo Scout Delaware

Compartir